Imprimir
PDF
AddThis Social Bookmark Button

¿Qué valor tiene tratar una úlcera?

En cuanto note una úlcera, busque atención podológica de inmediato. Las úlceras en los pies de pacientes con diabetes se deben tratar por varias razones tales como, reducir el riesgo de infección y amputación, mejorar la funcionalidad y la calidad de vida y reducir el costo de la atención médica.Subir

Imprimir
PDF
AddThis Social Bookmark Button

¿Cómo se forman las Úceras de Pie Diabético?

Cualquier persona que tenga diabetes puede tener una úlcera en el pie. Los nativoamericanos, los afroamericanos, los hispanos y los ancianos tienen mayor probabilidad de tener úlceras. Las personas que usan insulina, como los pacientes que sufren de nefropatía diabética, retinopatía diabética o cardiopatía diabética, tienen un mayor riesgo de tener una úlcera en el pie. El sobrepeso y el consumo de alcohol y tabaco también inciden en la aparición de úlceras en el pie.

Las úlceras se forman debido a una combinación de factores, como la falta de sensibilidad en el pie, la mala circulación, deformaciones en el pie, irritación (a causa de fricción o presión) y traumatismos, así como también el tiempo que lleva padeciendo diabetes. Los pacientes que hace muchos años tienen diabetes pueden sufrir una neuropatía, la disminución o pérdida total de la sensibilidad en los pies como consecuencia de un daño nervioso provocado por la hiperglucemia (altas concentraciones de glucosa sanguínea) a lo largo de los años. El daño nervioso a menudo se produce sin dolor y de esa manera el problema puede pasar desapercibido. El podólogo puede examinar sus pies en busca de neuropatía con una herramienta simple e indolora conocida como monofilamento.

Una enfermedad vascular puede complicar una úlcera en el pie, al disminuir la capacidad de cicatrización del organismo y aumentar el riesgo de infección. La hiperglucemia puede disminuir la capacidad del organismo para defenderse de una posible infección e incluso retrasar la cicatrización. Subir

Imprimir
PDF
AddThis Social Bookmark Button
¿Quien puede tener una úlcera?

Cualquier persona que tenga diabetes puede tener una úlcera en el pie. Las personas que usan insulina, como los pacientes que sufren de nefropatía diabética, retinopatía diabética o cardiopatía diabética, tienen un mayor riesgo de tener una úlcera en el pie. El sobrepeso y el consumo de alcohol y tabaco también inciden en la aparición de úlceras en el pie..Subir

Imprimir
PDF
AddThis Social Bookmark Button
¿Qué entendemos por Pie Diabético?

La definición de pie diabético propuesta por la Sociedad Española de Cirugía Vascular en su Consenso, aprobado y debatido en el Congreso Nacional de Angiologia y Cirugía Vascular celebrado en Valencia en junio de 1997 es: “Se define el pie diabético como una alteración clínica de base etiopatogénica neuropática e inducida por la hiperglicemia mantenida, en la que con o sin coexistencia de isquemia y previo desencadenante traumático, produce lesión y/o ulceración del pie”. A esto habría que añadir que su gravedad vendrá determinada por la infección que complica este tipo de lesiones y las características de la isquemia. Estrictamente, todo pie de un diabético es un pie diabético, al ser un pie de riesgo. En la práctica, el pie diabético es toda úlcera, necrosis, gangrena o trastorno trófico en el pie de un diabético. Subir

Imprimir
PDF
AddThis Social Bookmark Button
Diabetes Mellitus

La diabetes mellitus es una de las enfermedades más frecuentes en la sociedad moderna y un importante problema de Salud Pública, por el elevado número de casos que se dan hoy en día, y porque el número de afectados aumenta constantemente, pudiendo adquirir el rango de epidemia en los próximos años.

En términos médicos, se conocen cuatro tipos de diabetes: la diabetes tipo I, conocida como la diabetes mellitus dependiente de insulina; la diabetes tipo II, entendida como diabetes mellitus no dependiente de insulina; la diabetes gestacional que se desarrolla entre un 2 y un 5% de todos los embarazos; y otros tipos específicos de diabetes que son consecuencia de síndromes genéticos específicos.
En concreto, la diabetes mellitus es un grupo de enfermedades caracterizadas por niveles altos de glucosa en sangre debido a defectos en la secreción de insulina, o a defectos en la acción de la insulina, o bien a la combinación de ambos factores. Este hecho viene acompañado de complicaciones crónicas de carácter cardiovascular, neurológico, renal y oftalmológico. Finalmente, muchas de estas complicaciones se proyectan en los pies, en lo que se conoce como patología del pie diabético.

Las complicaciones asociadas al pie diabético consisten básicamente en la neuropatía (pérdida de la sensibilidad como consecuencia de la propia enfermedad) y posterior desarrollo de úlceras en los pies por el uso de un calzado inadecuado que puede producir un aumento local de la presión y la aparición de una herida (traumatismo mecánico). La herida degenera en una úlcera a causa de las deficiencias cardiovasculares del paciente y de otros factores agravantes, como la infección y la propia neuropatía e isquemia. Este proceso degenerativo del pie puede poner en peligro la pierna e incluso la vida del diabético. Finalmente, la patología del pie diabético puede afectar a su actividad socio-laboral, alterar sus relaciones familiares, suponiendo un elevado coste económico tanto para el enfermo como para la sociedad.Subir